Buscar en este blog



Pistas para el encuentro
con autores y autoras


Dra. Silvia Contín


“…a menudo, a los chicos les presentan a los autores como magos irrepetibles, como si el autor mismo fuera una composición literaria, y uno aspira a contrarrestar esa imagen aportando una dosis de normalidad. El día inolvidable en que volví a mi escuela primaria como autora y dos chicos habían representado mi visita con el dibujo de un tintero y una pluma de ganso, pensé que algo había que hacer al respecto”

"Perdón, ¿nos conocemos de algún libro?"- Ema Wolf


1- Introducción:

En el marco del Plan Lectura, el Ministerio de Educación de la Nación asume el compromiso de acercar autores y lectores como una estrategia potente que permite trabajar en la creación de comunidades de lectura en las diferentes regiones de nuestro país. Un grupo de 24 escritores/as visita las provincias argentinas con el objetivo de desarrollar diferentes tipos de propuestas de animación a la lectura en forma conjunta con los planes provinciales. Esta actividad se ve fortalecida por la edición de materiales del autor que llegan previamente a las provincias para su distribución gratuita dentro de las acciones de la Campaña Nacional de Lectura.
El presente documento pretende ser un aporte a la tarea organizativa y pedagógica que se genera a través de la visita de un autor, también un puntapié para que los docentes y las instituciones anfitrionas, en adelante (IA) encuentren valor pedagógico en estas experiencias, puedan documentarlas y compartirlas como insumo creado a través del trabajo entre jurisdicciones. Al hablar de instituciones anfitrionas se incluyen escuelas, centros culturales, bibliotecas, teatros o cualquier otra institución que reciba al autor y que por intermedio de los planes provinciales se defina como anfitriona de la actividad a realizar.

2- Fundamentos y objetivos generales

Cuando hablamos de la visita de un autor/a a una (IA) estamos pensando en un conjunto variado de actividades, organizadas y planificadas en forma colaborativa, que aportan a los participantes experiencias significativas y conocimientos sobre las biografías personales de lectura, el oficio de escribir, los desafíos del escritor y el lector, el trabajo literario. Estos encuentros se basan en la lectura crítica, en la participación activa, en el diálogo y constituyen auténticos proyectos pedagógicos que pueden nuclear no solo a los docentes de lengua sino a docentes de otras áreas, familiares y otros actores sociales.
La importancia de dialogar con un autor/a se centra en la posibilidad de abordar en profundidad sus textos, interpelarlos, relacionarlos, confrontarlos, hablar sobre ellos y preguntarse no sólo sobre el escritor y su obra sino también sobre la compleja tarea de escribir literatura y sus recorridos lectores. Pero esta profundización no se agota en el autor/a mismo sino que constituye además una buena ocasión para zambullirse placenteramente en la lectura de muchos otros textos y poder crear diversos recorridos de lectura que permitan experimentar con los chicos/as la intertextualidad.

Dice Ángeles Larcade Posse:

"Los encuentros con autores siguen ofreciendo a los jóvenes lectores una oportunidad única para descubrir el pensamiento, el rostro y la voz de un escritor o ilustrador. Este, por su parte, puede conocer a sus lectores, escuchar y valorar sus preguntas y observaciones, y explicarles su forma de crear historias y contarlas."
"Se fundamentan en el mismo objetivo general que guía otras actuaciones de promoción lectora: fomentar el gusto por los libros y desarrollar en el lector capacidades que favorezcan un mayor grado de comprensión y un mejor aprovechamiento y disfrute de sus lecturas. Ofrecen una oportunidad única para conectar con la escuela y trabajar conjuntamente con los docentes en el terreno de la educación lectora, a través de actividades que tienen un perfecto encaje en el desarrollo de la programación curricular, y que aportan a la escuela estrategias sistematizadas y motivadoras para los alumnos."


Estos encuentros, cobran sentido cuando es posible realizar un trabajo previo que permite generar en los chicos/as conocimiento del autor y expectativas frente al encuentro, también un conocimiento de parte del maestro sobre la obra. Dice Cela (1995) “El maestro o la maestra deben conocer la obra del autor que visita la escuela y deben conocerla a fondo, y esto por tres motivos. El primero por respeto al escritor visitante. El segundo, por respeto a sus alumnos y alumnas, y a sí mismo. Y el tercero, porque la mejor manera de promocionar la lectura es que los alumnos descubran que su maestro es un lector, un lector apasionado que conoce las obras dirigidas al público que pretende educar¨

También es importante tener en cuenta que la sola presencia del autor/a no garantiza que los interlocutores modifiquen sus concepciones y experiencias respecto a la lectura. Los encuentros con autores/as deberían ser parte del trabajo sistemático y curricular que desarrolla una institución, particularmente en el caso de las escuelas.

Margarita Sacks (2008) al relatar su experiencia de recepción de autores como tallerista y bibliotecaria dice: “ Cada visita, como cada buen plato de una buena cena, requiere una cuidadosa preparación: la búsqueda e incorporación a la biblioteca de la obra completa del autor invitado, garantizando la circulación de esos libros entre los lectores; las sesiones previas de lectura y discusión entre los docentes –primeros lectores de la obra-; la cuidadosa planificación de los recorridos lectores para los distintos grupos y la distribución de responsabilidades para la preparación de la visita, son imprescindibles.”

Todos estos aspectos nos remiten a pensar en la necesidad de contextualizar la visita del autor/a como un proyecto sostenido y no solo como una presencia esporádica e ilustrativa. Cada vez es más importante que la visita contribuya a desmitificar la figura del autor transmitiendo modelos potentes de adultos lectores capaces de mostrar el tejido intimo de los textos, los riesgos que asume el que escribe, la cocina de la escritura, los errores y las revisiones, todo el trabajo que asume el escritor al manipular el idioma como herramienta de trabajo creativo.
Margarita Sacks (1998) nos acerca opiniones de los chicos y chicas que reciben autores. “Cuando les preguntamos por qué quieren que invitemos a los autores respondieron:

¨Está bueno que nos cuenten cómo escriben¨ ¨A mí me gusta que me firmen los libros” “Muchas veces te aclaran dudas, te cuentan cómo pensaron cada cosa que escribieron¨ ¨Lo que más me gusta es cuando leen nuestros trabajos, como cuando Ema leyó los cuentos de Segundo, suenan distinto¨


Por otro lado, si escuchamos a los autores, descubrimos el valor que tiene desmitificar su tarea como trabajadores de la palabra, creadores que pueden mostrar la trastienda del texto, la escritura en proceso y sus verdaderos desafíos.

Dice Ema Wolf:
“Me invitan a la escuela por lo que escribí, pero a la vez represento a una especie. Y la especie escritor es vista a tal punto como rara, que un nene quiere saber si me peleo con mi marido o si me gusta pagar las facturas de la luz para poder asirme, bajarme del lugar en el que me han puesto las circunstancias.
“Dado que ellos componen textos, o los hacen componer textos, en clase o en concursos, trato de hacerles ver que un autor también compone —el músico, el escultor también componen—, y que las dificultades, en sustancia, no son tan distintas: siempre se trata de maniobrar con esa materia prima, y herramienta a la vez, tan escurridiza que es el idioma.
“Entonces les comento cuánto se hacen esperar las ideas a veces; cómo algunas no llegan a desarrollarse nunca y quedan en eso, en ideas; la cantidad de información que demandan algunas historias, al punto que a veces tengo que recurrir a los libros de escuela de mis hijos para obtenerla; la cantidad de gente que molesto buscando esa información y las situaciones a veces grotescas que eso genera y que yo disfruto con total conciencia; los fascículos, el diccionario de sinónimos, la enciclopedia de mi abuela, los recortes y dibujos que hacen como una guardia de cuerpo alrededor; los modestos y extravagantes documentos que me proveen de nombres para los personajes”
“Creo que es lo más productivo y lo más atractivo de todo lo que puedo dejarles, que a la vez también reacomoda, quizás, algunas de las cuestiones que veíamos antes; y sobre todo aparece la idea de que la disciplina también puede estar asociada a una tarea placentera. Es curioso que me sienta más segura mostrándoles los procedimientos, que siempre son vacilantes, que los resultados...”

Resulta interesante considerar también la llegada de los autores/as y la agenda de acciones planificadas puede generar instancias interesantes de trabajo colaborativo entre escuelas yo otras instituciones de la comunidad, superando a veces prácticas cerradas o endogámicas que se circunscriben únicamente a los muros escolares.
Para los responsables del Plan Lectura, las voces de bibliotecarios, docentes, autores, chicos y chicas, orientan una serie de objetivos generales que sostienen la propuesta de acercar los autores/as a la escuela. Ellos son:
Favorecer el trabajo conjunto de los equipos provinciales y los docentes o participantes de las (IA) en la planificación de la visita del autor como proyecto didáctico de inserción institucional e interdisciplinaria.
Promover la lectura de textos del autor visitante y también aquellos que los construyeron como lector y escritor, los que sugiere, los que comparte con sus lectores, para más y más lecturas.
Desmitificar la figura del escritor y lograr que los alumnos conozcan a través de ellos la cocina de los textos, la complejidad y el placer de la lectura y escritura en proceso.
Generar un marco de acercamiento y comunicación que aporte a los lectores un conocimiento amplio sobre la creación y el oficio de un determinado autor, y les ofrezca conocimientos nuevos y enfoques renovados para propiciar el desarrollo de actitudes de lectura crítica.
Documentar las experiencias que se vayan consolidando en las diferentes provincias del país.
Estimular el desarrollo de experiencias significativas de lectura y escritura posteriores a la visita del autor/a.

3-Criterios pedagógicos para organizar la visita:


Organizar la visita requiere del esfuerzo compartido del Plan Lectura del Ministerio de Educación de la Nación y los planes provinciales para lograr que la misma pueda contextualizarse dentro del marco de actividades que cada jurisdicción desarrolla. Esto implica que cada referente provincial junto a su equipo puede delinear una agenda de actividades, consensuando las mismas con las instituciones anfitrionas, con su referente regional y con el escritor mismo con suficiente antelación.
La llegada del autor/a es para las escuelas una ruptura interesante en las lógicas cotidianas de trabajo, una posibilidad de innovar que no surge de replicar cursos o aplicar teorías generales sino de experimentar desde la propia práctica con la compañía de los equipos provinciales modalidades de organización sencillas cuyo principal objetivo es reunir a chicos, docentes y familias entorno a los libros y permitir que la lectura convoque a conversar y disfrutar en espacios que tengan continuidad más allá de esta visita puntual que puede ser un disparador para continuar.
Graficamos aquí los diferentes estamentos participantes en esta actividad.

PLAN Nacional y PLAN Provincial DE LECTURA
Referente y Equipo Provincial
ESCUELA ANFITRIONA

Cuadro1: la visita de un autor: actores que participan
Extraído de : http://www.imaginaria.com.ar/19/5/20-anos-con-autores.htm


Dice Ángeles Larcade Posse:

"(…) los encuentros con autores se desarrollan bajo un enfoque que considera diferentes aspectos y los integra en una planificación global, que se trabaja de acuerdo con un calendario y unos procesos exhaustivamente pautados, en los que están perfectamente definidas las responsabilidades y los niveles de implicación requeridos de los distintos participantes."
"Atendiendo a esta premisa, se concede una importancia crucial al disfrute de la lectura y al descubrimiento, por la vía de lo lúdico, de los elementos más definitorios del autor y de su obra; y para favorecerlos, pone en marcha diversas estrategias que explotan los intereses, motivaciones y capacidades que, principalmente en función de la edad, se asocian a los grupos de niños participantes."

Desde esta línea de pensamiento, algunas cuestiones a considerar para optimizar la organización son:
Preparar la visita con antelación: crear las expectativas de la visita
El equipo nacional informará mensualmente el calendario de visitas al referente y equipo provincial quienes definirán las (IA), desde criterios propios y propiciando visitas a las distintas regiones de cada provincia. Cada provincia podrá considerar de acuerdo a la dimensión de sus acciones y demandas cuáles son las instituciones que pueden participar prioritariamente.
El Plan Lectura del Ministerio de Educación de la Nación enviará con antelación una bibliovalija con material del autor para ser trabajada en las escuelas anfitrionas. El referente provincial acercará el material, documentando debidamente el préstamo a efectos de resguardar un buen uso de los materiales.

Dice Ema Wolf:

“En cualquier caso, no será únicamente nuestra presencia la que contribuirá a que se interesen por los libros sino las expectativas que hayan traído al encuentro y cómo las procesen. Probablemente el chico que ya tenga el hábito de leer no nos necesite. Sí es seguro que sirve para mostrarles el oficio como más accesible, lo que implicaría, de nuevo, tener que acercárselo desde una mirada positiva. Pero nadie desea algo que carece de misterio, y si la escritura, como la lectura, no tuvieran misterio, a nadie le importarían”.

Las palabras de esta autora nos demuestran la necesidad de preparar cuidadosamente la visita. Para facilitar estas actividades el equipo provincial podrá:
Ofrecer a las (IA) con antelación otros libros del autor y también los editados por Campaña Nacional. La idea es que se aporte una selección completa para que las escuelas puedan realizar diversas lecturas y un abordaje previo de la obra en los distintos grupos. El equipo provincial de plan de lectura podrá orientar a la institución y sus docentes, seleccionado material, apoyando la planificación y participando a su vez en estos proyectos con lecturas, narraciones u otras estrategias de animación que resulten formativas para los docentes o participantes de la (IA)
Convocar a las librerías locales: la llegada del autor/a puede ser una ocasión interesante para que los libreros locales expongan material de la autora en sus locales o monten en las escuelas anfitrionas mesas de libros, rincones de lectura u otros espacios de exposición y venta. También es posible que la escuela visite la librería.
Sensibilizar a los medios de comunicación locales: la visita del autor/a requiere previa difusión no sólo de parte del equipo provincial sino también de las escuelas anfitrionas que pueden salir a los medios, especialmente a las radios locales, leyendo con antelación textos del autor/a, comentando lo que van a hacer, escribiendo reseñas para publicar en diarios o revistas locales, creando carteles para negocios o espacios públicos. Estas acciones de difusión permitirán que las comunidades comiencen a valorar la llegada del escritor/a y el trabajo conjunto que se realiza con las (IA).

Durante la visita: algunas propuestas y alternativas:


De acuerdo a cada autor/a son variadas las propuestas a desarrollar, pero la idea es que se pueda trabajar por la creación de interlocutores activos, esto significa chicos, docentes y bibliotecarios que hayan explorado la obra y que puedan interpelar al autor y sus textos desde diferentes perspectivas. "El encuentro tiene su momento estelar en la sesión de entrevista que los lectores mantienen con el autor en la biblioteca; pero ésta adquiere todo su valor como culminación de un largo proceso que se inicia con la identificación del escritor (o ilustrador, cuando es el caso) y pasa por diferentes etapas cuyos contenidos, por encima de todo, tratan de maximizar el aprovechamiento global de la experiencia por parte de los niños." (Ángeles Larcade Posse)


Algunas cuestiones a considerar son:

La flexibilización de espacios y tiempos: la llegada del autor/ a la escuela, institución o centro donde se realice el encuentro, permite planificar variados espacios de trabajo o mini proyectos por aula que pueden ser definidos por los diferentes docentes. No se trata de todos a la vez, sino de crear diferentes espacios y encuentros placenteros donde se puedan entablar diálogos entorno a los libros y las biografías de lectura, situaciones donde el escritor pueda actuar como modelo lector, transmitiendo a chicos y docentes su pasión por la literatura y los modos de ingreso al mundo de los libros.
La documentación narrativa de las experiencias: los docentes de las escuelas serán invitados a escribir una breve relatoría ilustrada con fotos para compartir esta actividad con docentes de otros lugares del país a través de la página web del Plan Lectura.
Respecto a los formatos de intervención de los escritores podrán ser:
Talleres con chicos para leer y escribir a partir de textos de la autora, musicalizar textos, dramatizar, ilustrar, crear recomendaciones, etc.
Narraciones de textos del autor de parte de un docente o familiar.
Talleres con docentes y bibliotecarios escolares entorno al abordaje de la obra del autor.
Lectura en voz alta de parte del autor.
Charlas en los medios de comunicación provinciales.
Charlas y entrevistas abiertas preparadas previamente por docentes y chicos.
Campañas callejeras: el autor sale a la calle con los chicos a regalar sus libros y a conversar con la gente en un espacio público.
Visionado de audiovisuales o documentales del autor.
Producción previa de libros artesanales de parte de los chicos y presentación junto al autor.
Otros espacios a definir por los referentes y equipos provinciales.
Resulta fundamental que el equipo provincial acuerde la modalidad con el escritor y con la IA considerando la cantidad de participantes, la propuesta organizada por la escuela y las expectativas del visitante.
Después de la visita: algunas propuestas
Al finalizar la visita las escuelas anfitrionas podrán continuar el trabajo de relecturas y nuevas lecturas a partir del autor, profundización y difusión del trabajo realizado dentro y fuera de la escuela. Chambers (1997), dice: “después de las lecturas sigue hablar. Y después de estas visitas también: es necesario darles la palabra a los estudiantes para que ellos nos cuenten acerca de la experiencia, qué pasó con esas expectativas que la lectura de las obras habían despertado, con las preguntas que habían aparecido”
Algunas de las actividades sugeridas son:
Escribir recomendaciones y publicarlas internamente y o en medios de comunicación local.
A partir de los temas que aborda el autor seleccionar otros textos y autores para ampliar el recorrido lector.
Producir textos tomando como eje la obra del autor.

Narrar la experiencia vivida durante la visita.


Resulta interesante que las (IA) que protagonicen la experiencia de recibir a un autor/ a puedan analizar con el aporte de los equipos provinciales del plan de lectura, la experiencia realizada como estrategia concreta de animación a la lectura que puede dar lugar a otras muchas. La experiencia realizada durante el ciclo 2007 en diferentes regiones permite observar que algunas instituciones que reciben escritores continúan fortaleciendo estas propuestas a partir de la invitación de escritores locales, narradores y actores. Esto constituye un auténtico desafío para lograr el fortalecimiento autónomo de las instituciones a través del aporte de los planes ministeriales.

4-Modalidades de evaluación de la experiencia:

La evaluación de las actividades realizadas se realizará a través de diferentes actores e instrumentos:
Encuestas en la web del Plan Lectura ingresadas por referentes y escritores.
Experiencias elaboradas por las escuelas.
Relatorías del docente consignadas en la bitácora que acompañará la bibliovalija de autores que recorren el país acompañando este proyecto del Plan Lectura.
Recopilación de opiniones y relatos de los chicos y chicas que reciben a los autores.
Hacia el interior de cada institución se sugerirán modalidades de evaluación cualitativas que permitan al docente conocer de qué el contacto con los autores puede impactar en la biografía y en los recorridos de lectura de los alumnos.

5-Bibliografía sugerida:

Wolf, Ema. Conferencia "Confusiones de una autora ante sus lectores", pronunciada el 21 de noviembre de 2004 en México, D.F., en el Seminario Internacional "La lectura, de lo íntimo a lo público", realizado durante la XXIV Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (FILIJ).
Cela, Jaume —Literatura y escuela. —EN: CLIJ. — Barcelona: Nº 75, (sept. 95). — p. 29-30
Chambers, Aidan. —Cómo formar lectores. —EN: Hojas de lectura Nº 45; Bogotá (Colombia), Fundalectura, 1997.
Colomer, Teresa. —Andar entre libros: la lectura literaria en la escuela. —Méjico: Fondo de Cultura Económica, 2005. — (Espacios para la lectura)


Larcade Posse, Ángeles--Comentarios sobre la obra 20 años con autores. Centro Internacional del Libro Infantil y Juvenil
Salamanca, Fundación Germán Sánchez Ruipérez, 2005, en Imaginaria N° 195 - Buenos Aires, 6 de diciembre de 2006 http://www.imaginaria.com.ar/19/5/20-anos-con-autores.htm

Sacks Margarita -IGUALIT@ QUE EN LA FOTO DEL LIBRO! :De cómo los lectores se encontraron con los autores y todo lo que pasó –11º Congreso Internacional de Promoción de la Lectura y el Libro.34º Feria Internacional del Libro de Buenos Aires,9 al 11 de mayo de 2008.

No hay comentarios:

Publicar un comentario