Buscar en este blog

Chubutubers



CHUBUTUBERS: un espacio audiovisual en donde los jóvenes pueden hablar de libros

Dra. Silvia Contín            
Prof. Bruno Di Benedetto 
Programa Provincial de Lectura del Chubut 

1- Nuevos escenarios, nuevas lecturas

           El impacto de las nuevas tecnologías en el campo de la lectura y escrit ha provocado grandes cambios que inciden en los modos, espacios, tiempos, soportes y formatos que los jóvenes eligen para acercarse a los libros,  explotarlos,  leerlos y compartirlos con sus pares.
           Surgen así nuevas comunidades de lectura y escritura cuyos modos de interactuar, comunicar y transmitir quiebran con las narrativas tradicionales. La actividad del mediador de lectura, docente, bibliotecario a menudo se deslocaliza y los jóvenes acceden a los libros a través de impacto que la industria cultural ejerce  sobre ellos  a veces en forma directa.
           En este escenario surge la comunidad booktuber, radicada en YouTube. Allí personas de diferentes edades, principalmente jóvenes de entre 15 y 25 años, suben videos dando opiniones y/o recomendando libros que les hayan gustado. Suelen también  hacer reseñas de los libros que han leído y les han gustado o comentan los que las gustaría leer, han adquirido recientemente o recibido de los mismos autores. Roberto R. (2016), en su breve documental Booktube: el documental entrevista a cuatro jóvenes booktubers mexicanos/as que hablan de sus experiencias, objetivos, procedimientos y expectativas, ayudándonos a entender este fenómeno
comunicacional.
            Esta comunidad surgida por fuera de la escuela cuestiona el prejuicio sostenido por muchos docentes, familias y medios de comunicación que afirman  que los jóvenes no leen o leen mucho menos. Los booktubers más populares tienen  la capacidad de contar en diez minutos su experiencia con su último libro leído, de manera sencilla y dinámica. 
           Ofrecen videos perfectamente editados, musicalizados y consiguen de este modo tener varios seguidores y comunicarse con sus pares de manera efectiva.
            En los últimos años estas comunidades han crecido significativamente en Argentina, donde los encontramos con sus propios sitios web y exitosas presentaciones en la Feria del Libro de Buenos Aires.
            La experiencia pone de manifiesto la necesidad de los adolescentes de compartir lo que les pasa y lo que sienten al entrar en contacto con la literatura y fundamentalmente su deseo de ser escuchados y vistos por sus pares.

2. Miradas desde la escuela 

             Las escuelas y bibliotecas como instituciones sociales responsables en los procesos de recomendación y promoción de la lectura han quedado en general por fuera de estos fenómenos y el mercado ha logrado llegar a los jóvenes por fuera de la arista institucional.
             En los últimos cuatro años hubo un crecimiento exponencial en la venta de libros para adolescentes. Las sagas son parte del boom que se vislumbra y se retroalimenta  con películas o series de televisión basadas en los libros. Las redes sociales contribuyen en este aspecto fomentando interacciones que provocan una rápida y a veces compleja circulación  de los comentarios y reseñas creadas.
             Valeria Sardi (2014) en su obra Lectores, Libros, Lecturas sostiene que para los adolescentes, la lectura no es ya una práctica solitaria, aislada y silenciosa, sino una actividad colaborativa. "Actualmente los chicos leen en comunidad, es decir, hacen un intercambio de opiniones. Valoran más la recomendación de un par que las publicidades o las ofertas de las librerías, por eso la importancia de los bloggers o los booktubers para nosotros. Además son muy críticos y detallistas.
         Algunos de los problemas que se presentan son el impacto directo de estos procesos en los jóvenes, la falta de una mediación educativa y cultural, la imposición de obras que no por novedosas son a veces de mayor calidad, y en términos generales, cierto riesgo de mediatización exagerada de los procesos de lectura cuya naturaleza a veces fue concebida en el silencio y la intimidad de la biblioteca.
        El  tema de la calidad literaria de muchas de las publicaciones para adolescentes impuestas por el mercado en las últimas décadas, ha motivado a varios autores a estudiar el fenómeno, y hasta a acuñar un término específico: “paraliteratura”.
Según Gemma Lluch (2005), el Congreso de Cerigny de 1967 definió el término de la siguiente manera: “«La paraliteratura contiene más o menos todos los elementos que forman parte de la literatura excepto la inquietud por la propia significación, excepto el hecho de poner en entredicho el propio lenguaje».
      A continuación, y a modo de ejemplo, Lluch transcribe el cuadro comparativo entre paraliteratura y literatura canónica elaborado por David Rudd (2000) partir del análisis de una autora emblemática de libros juveniles:
Paraliteratura

Literatura canónica
El estilo es secundario y utiliza un lenguaje simple, repetitivo y estandarizado según el tipo.

El estilo es supremo: utiliza un lenguaje preciso, lógico y metafórico que muestra antes que cuenta.
El discurso se organiza linealmente, donde lo fundamental es la acción a la que se subordinan los personajes que son esquemáticos y estereotipados.

El discurso está temáticamente integrado, los personajes son centrales y adquiere importancia la psicología e introspección.
La historia se piensa para adaptarla a las circunstancias de la audiencia o al rebufo de éxitos. Se orienta para crear continuaciones, series y otros productos.

La historia se piensa como única: una obra maestra. El plagio es un tabú dado que la originalidad es lo importante. Se centra en el canon y la tradición canónica.
El autor importa, vende hasta convertirse en una marca.

La obra, a menudo, cobra vida al margen del autor.
Reclama rapidez para llegar al final, es sobre todo es una actividad afectiva y visceral.

La lectura es una actividad privada que requiere diálogo y lentitud, es sobre todo cerebral e intelectual.

          Este desmedro en la calidad de mucha de la literatura juvenil que se propone desde un mercado más atento a los beneficios económicos que a la formación de lectores y ciudadanos críticos, halla su correlato en los aspectos negativos de la “booktubermanía”, en buena parte señalados por sus mismos protagonistas, como plantea Beatriz Domínguez Correa (2016). Estos aspectos negativos, desarrollados en su trabajo y que aquí nos limitamos a enumerar, dan una medida del interesante desafío educativo que nos espera para revertirlos: falta de originalidad, ausencia de literatura adulta, ausencia de calidad literaria, falta de profundidad en las reseñas, triunfo de la forma sobre el contenido (en el sentido de que suele comentarse más la tapa o la edición que el contenido del libro: una clara muestra de la influencia del marketing y de la prioridad comercial). 
          Ciertamente es un reto, y difícil. Desde las escuelas secundarias necesitamos recuperar una mirada crítica de estas experiencias, sintonizar con los nuevos modos de leer que nos proponen los jóvenes y relocalizar la propuesta en vías a fortalecer el rol institucional, considerando que la formación de lectores es base de ciudadanía y no de consumo propuesto por el mercado. Esta mirada crítica implica, además, superar los  individualismos y las tensiones que puede provocar esta actividad, especialmente en lo referido a la exposición mediática del propio cuerpo y de los espacios íntimos, y también a las opiniones de los propios pares, que podrían, de no mediar la intervención docente, centrarse más en los aspectos superficiales (imagen, simpatía personal, desenvoltura frente a la cámara) que en los que proponen los objetivos de este proyecto.
             Por ello, desde el Programa Provincial de Lectura Chubut se invita a todas las escuelas a participar en la creación de videos y se propone que este trabajo cuente con el apoyo de docentes y bibliotecarios que puedan ayudar a los/as jóvenes que deseen vivir esta experiencia desde un aporte a la construcción del pensamiento crítico y de la lectura consciente.
           Es además una buena ocasión de poner en valor las colecciones de aula disponibles en las escuelas, un material variado en temas, estilos, géneros y contenidos, pero muy parejo en cuanto a su calidad literaria y que espera ser explorado por manos jóvenes y facilitar estas experiencias de lectura y recomendación entre pares.

3- Objetivos
- Analizar críticamente el fenómeno booktuber y su relación con la escuela y el mercado. –
- Promover la reflexión de alumnos y docentes sobre el fenómeno de la paraliteratura y su relación  
  con las industrias culturales.
- Fomentar el acceso de los jóvenes a literatura de calidad.
- Promover el uso educativo de las TIC para la promoción de la lectura.
- Recuperar el rol mediador de escuelas y bibliotecas en la selección de la literatura juvenil.
- Favorecer el intercambio y la recomendación de libros entre los jóvenes a través de la literatura.
- Fortalecer los procesos de comprensión lectora y producción verbal.

4- Propuesta de trabajo 
          Podrán participar escuelas secundarias, ISFD, grupos de estudiantes universitarios de la provincia vinculados a carreras afines y a espacios de educación no formal como bibliotecas populares. Se sugiere la participación activa de las bibliotecas escolares.
Las etapas de trabajo sugeridas son las siguientes:

1. Registro en el formulario de inscripción del Programa Provincial de Lectura.
https://goo.gl/forms/bpVntB8gsZgAAVkf1
-
El período de inscripción se extiende desde el 15 de Junio al 15 de agosto.
- La fecha límite para la entrega de videos y relatorías terminados será el 15 de Octubre de 2017.
2. Constitución de los grupos de trabajo, que pueden ser uno o más por institución.

3. Visita a sitios web y análisis crítico de diversos estilos de presentación de los libros a cargo de booktubers. Mercado y literatura. Elaboración de un código ético comunicacional.
Se sugiere el análisis del artículo del diario La Nación (18/04/16) Lectores En Red: Booktubers. ¿Quiénes son, qué hacen, qué leen?, en el que, a través de varios videos, los y las booktubers hablan de su experiencia, dan consejos (“Cómo ser Booktuber y no morir en el intento”) y hasta presentan un diccionario de términos usuales, casi todos provenientes del idioma inglés.
Guía para el análisis crítico y la elaboración del código ético del Chubutuber

- Recorrer en grupos al menos tres sitios de booktubers argentinos y de otros países    
  y debatir los siguientes aspectos:
- Calidad de los libros seleccionados para recomendar.
- Estrategias audiovisuales y comunicativas puestas en juego.
- Aspectos positivos
y negativos de la actividad booktuber.
- Elaboración del código ético.
- Elaboración de un poster y
socialización.


4. Exploración de libros y selección.
Se sugiere organizar la búsqueda según las siguientes categorías, a elección de docentes y alumnos:
- Por temas o recorridos literarios.
- Por autor: Autores patagónicos / Autores nacionales / Autores internacionales.
- Por géneros: Novela / Cuento / Poesía / Historieta.
- En el caso de alumnos/as de ISFD, se sugiere también trabajar sobre recomendaciones de libros de Literatura Infantil y Juvenil.

5. Rondas de lectura en la bibliotecaRondas de lectura en la biblioteca: por qué elegimos o no determinado libro. Debates grupales y selección.

6. Elaboración del guión del corto. Escritura de un esquema de apoyo a la oralidad a partir de ideas principales, de un mapa conceptual, etc.

7. Creación del corto: improvisación oral en la biblioteca y registro fílmico. Revisión de las versiones y creación de acuerdos en el grupo para seleccionar el material a editar.  

8. Edición: los cortos tendrán una duración máxima de dos minutos.

9. Creación de un canal de Youtube para toda la escuela. Publicación de los cortos en Youtube.  

10. Comunicación del link de publicación al Programa Provincial de Lectura
( planlecturachubut@gmail.com ) que oportunamente creará un sitio web específico donde se podrán visualizar todas las creaciones.

11. Un jurado integrado por el PPL y  especialistas convocados  podrá seleccionar hasta diez cortos con la finalidad de ser transmitidos a toda la Provincia a través de Canal 7 de Rawson.

Los alumnos que deseen aparecer en las filmaciones deberán contar con autorización escrita de sus padres o tutores. Así mismo, la publicación de los cortos en el canal escolar deberá ser avalada por cada institución.

Algunos consejos prácticos para la realización

- Se propone un trabajo interdisciplinario con otras áreas como música y plástica, teatro  formación ciudadana, disciplinas afines al área de audiovisuales. Cada institución armará un núcleo de profesores para trabajar la experiencia, y uno de ellos se registrará en el formulario de inscripción como referente del proyecto para recibir asesoramiento del equipo del plan de lectura vía mail. Podrá realizar todas las adecuaciones necesarias para  contextualizar la propuesta y facilitar su implementación.
 - El lugar donde se realicen las grabaciones deberá estar bien iluminado, natural o artificialmente o relativamente insonorizado. En caso de ser fuera de la institución, los alumnos contarán con autorización para incluir en el video espacios familiares o sociales.
- Para grabar se podrán utilizar cámaras de video o fotográficas con función video, que permiten el uso de trípode, o teléfonos celulares. Evitar la grabación con cámara en mano, salvo para producir efectos especiales.
- La edición se podrá realizar con programas sencillos como el Movie Maker de Windows.
- Se sugiere una presentación común a todos los videos elaborados por esa escuela en particular, incluyendo placas de crédito, cortina musical, escenografías, etc.
- En las placas de inicio o cierre deberán figurar los siguientes títulos, créditos y datos:

CHUBUTUBERS
Escuela Nº XX
(Nombre de la localidad)
Año o curso
Integrantes del grupo (aparezcan o no en el vídeo)
Ministerio de Educación del Chubut
Programa Provincial de Lectura



Criterios de evaluación
Se propone una evaluación procesal en vías de dar continuidad institucional a la propuesta, según estos criterios:

FASE 1
Capacidad de los jóvenes de:
- Identificar y señalar aspectos críticos de la comunidad booktuber.
- Sostener debate abierto y crítico.
-Crear código ético consensuado grupal e institucionalmente.
FASE 2
Capacidad de:
- Explorar y conocer nuevos títulos de las colecciones de biblioteca.
- Elaborar guías esquemáticas o guiones de los cortos.
- Desarrollar estrategias comunicativas orales.
- Adecuar las producciones a los códigos éticos elaborados con anterioridad.
FASE 3
- Resolución de los aspectos técnicos para la grabación, edición y difusión.

Bibliografía de referencia

- R. ROBERTO (2016): Booktube: el documental
- SARDI VALERIA (2014): “Libros, lectores lecturas”. Ministerio de Educación de la Nación
- RUDD, DAVID (2000): Enid Blyton and the mystery of children's literatura. New York: Palgrave.

- LLUCH, GEMMA (2006)  “Literatura infantil y juvenil y otras narrativas periféricas”



No hay comentarios:

Publicar un comentario